Sandalias para las bodas de otoño


Conjunto de falda y cuerpo con sandalias Hera doradas.

Queridas amigas, 
para mí el otoño es como una segunda primavera. Una época del año que aún nos regala días espléndidos de sol y temperaturas suaves. No se a vosotros, pero a mí me sigue apeteciendo disfrutar del exterior: un paseo, un aperitivo en una terracita, una escapada cerca del mar, y por supuesto un evento rodeada de familia y amigos.
Precisamente de eso quiero hablaros en el post de hoy, de las bodas y celebraciones que tenemos en otoño y en las que dudamos a la hora de elegir el vestuario y calzado porque se supone que ya estamos en otra estación. 

Salón 'stiletto' Doria, perfecto para cualquier época del año.

Pues bien, desde hace unos años hemos venido observando cómo el periodo de uso de las sandalias se prolonga más allá del verano de tal forma que en otoño, que nos regala días muy soleados, se ha impuesto el uso de colores alegres y zapatos escotados. Ahora lo apropiado es lucir sandalias en esta época del año. 
Yo, por mi propia experiencia os aconsejo que sigáis esta tendencia y os recomiendo especialmente apostar por sandalias como la Hera y Soleá o el salón Doria. ¿Por qué?

1. Durante los meses otoñales aún hay muchas horas de sol y buenas temperaturas. Sigue siendo momento de sacar un vestuario alegre, con colores vivos y con tejidos ligeros. Tened en cuenta que las celebraciones de otoño suelen ser a cubierto, y que cuando llevamos varias horas de banquete y baile, no tenemos frío precisamente... Por eso apuesto por prendas más bien primaverales y por sandalias, que dan un toque de sofisticación que me encanta.

El tono dorado de la sandalia Soleá causan un efecto alargador en las piernas.

Sandalia Soleá dorada, garantía de comodidad y sujeción.

2. Calzar las sandalias Soleá o Hera es garantía de comodidad y sujeción durante muchas horas. Por su ancho tacón, por su plataforma delantera, y por sus suaves tiras que sujetan el empeine y el tobillo sin que te des cuenta. Caminarás segura y bailarás todas las horas que sean necesarias con una maravillosa sensación de comodidad.

La preciosa sandalia Hera, sensual y sofisticada, además de comodísima.

3. Lucir sandalias no es sinónimo de prescindir de las medias. Siempre aconsejo llevar unas muy finitas, para no sentir calor, y en tono bronce. Además de estar más cómodas, elegantes y eliminar el riesgo de rozaduras, las medias actuarán como prolongador de tu bronceado veraniego. Además, si os decantáis por la Soleá o Hera doradas, el efecto alargador de vuestras piernas aumentará.

4. Mención especial merece el salón Doria. Un 'stiletto' que al tener el talón descubierto, se convierte en un comodín apto para todo el año. Es uno de esos calzados que siempre te sacarán de un apuro, porque dan la vuelta y llenan de estilo un look casual, pero también son el acompañante perfecto para un atuendo más vestido. Si apostáis por el color plomo, os aseguráis una combinación perfecta con prácticamente todos los tonos, claros y oscuros.

Este vestido color marsala queda ideal con el salón Doria plomo. 

5. Siempre os aconsejo acompañaros por una cartera o 'clutch' de mano para los looks más vestidos. Ese simple gesto es de los que marcan la diferencia y por eso yo nunca dudo en sacar del armario la cartera Lilium, disponible en tonos que van con todo.


Clutch modelo Lilium en color oro


Y hasta aquí el post de hoy. Deciros que algunas de las prendas que visto son de una de mis firmas favoritas, 'Rocío Peralta'. Espero que os hayan servido estos consejos, y por supuesto, no dudéis en consultarme y preguntarme todo lo que necesitéis saber.
¡Un abrazo!

Fotos de Francisco Antúnez.

Etiquetas: , , , , , , ,