Puesta de largo en verde

Con mi sandalia Kenzo bonce, mi fondo de armario.

Queridas amigas, creo que os he comentado alguna vez cuánto me gusta el color verde, de hecho el verde es un color que no suele faltar en mis colecciones, porque es alegre, favorecedor, y transmite vida a raudales.
Ir vestida de verde es dar una primera impresión de positividad y alegría, sobre todo si el tono es lima o esmeralda.
A pesar de todas estas cualidades, noto que muchas clientas tienen dudas para combinar este color, algunas quieren exactamente el mismo tono del vestido, y no siempre es fácil, ya que la gama de verdes es muy amplia, otras no saben como contrastar con acierto un color tan vivo.





Por eso hoy me apetece mostraros varias propuestas de zapatos combinados con un mismo vestido verde largo, es decir estaríamos hablando de una boda o evento de tarde-noche.
El primer zapato elegido es el modelo Kenzo, una sandalia peep toe que al ser semicubierta podemos utilizar durante todo el año.
Para mover con estilo un vestido largo es fundamental que el zapato que elijamos sea muy sujeto, de manera que nos de una gran sensación de seguridad en los pies. Es lo que ocurre con el modelo Kenzo, (un clásico que nunca falta en mi colecciones), el cruce delantero de sus tiras en el empeine garantiza esta sensación de sujeción, tan importante cuando nos ponemos unos tacones.


Mi sandalia Kenzo bronce y mi cartera Lilium bronce

¿Y porque bronce? En esta ocasión me apetecía matizar un poco la viveza de este verde con un tono algo más apagado que el vestido, y el bronce me parecía perfecto, contrasta, pero sin excesos, de una forma muy elegante, lo acompaño con una cartera Lilium al tono.
La cartera Lilum bronce es todo un fondo de armario para utilizar en mil ocasiones.
Además, tener un zapato en tono bronce es tener un auténtico fondo de armario para otras muchas ocasiones y para combinar con casi todos los colores.
En cuanto al modelo elegido, la sandalia Kenzo, es el modelo que más temporadas lleva en mis colecciones y no dejo de hacerlo porque es una garantía absoluta de comodidad y bienestar.

La segunda opción es combinarlo con otro verde, que dentro de la misma gama ofrezca un bonito contraste. A mi me gusta mucho jugar con las gradaciones de tonos dentro de una misma familia de colores, queda muy bonito y además nos libra de la complicación que supone querer encontrar exactamente el mismo color en varios elementos de un conjunto.
Sandalia Soleá verde de Nuria Cobo


La Soleá verde es la sandalia elegida, todo un 'must' en cuanto a estilo y comodidad, y que por supuesto cumple las premisas de sujeción que siempre os aconsejo cuando hablamos de zapatos.


Sandalia Soleá verde de Nuria Cobo
Además las gasas y sedas, los tejidos vaporosos, como los de este vestido quedan ideales mezclados con ante en los zapatos, acierto total en elegancia y clase.
Me diréis que el verde, para utilizarlo después es poco combinable... gran error, porque mientras vistáis en tonos lisos, matizar con verde un conjunto en burdeos, hielo, marsala, beige, rosa, blanco... queda precioso.
Lo que os quiero transmitir, es que hagamos algo diferente, que arriesguemos un poquito, porque esta combinación puede darnos muy bellos resultados.



Espero que os hayan sido útiles mis recomendaciones de hoy y ya sabéis que podéis consultarme vuestras dudas, tanto en el blog como en mis páginas de Facebook y Twitter, o a través del contacto de mi tienda 'on line'  a la que podéis acceder aquí: www.nuriacobo.com.

¡Un abrazo!

Fotos de Francisco Antúnez.

Etiquetas: , , , , , ,